Biografia
 
Pedro Vilcapaza
Que dicen acerca de Vilcapasa
Mis enlaces favoritos
Bibliografía
Album de fotos
Biografia
VILCAPAZA por J.J. VEGA
La rebelión de Vilcapaza (F. Turpo)
El Puma Indomable (L. Luna)
El Puma Indomable (G. Sumarriva)
Choquehuanca habla de Vilcapaza
"LA GESTA DE PEDRO VILCA APAZA"
El Sino del Rebelde
Biografia

LA VERDAD SOBRE EL HEROE LEGENDARIO
Escribe: Severo Castillo Figueroa
Imagen
imagen
PEDRO VILCAPAZA ALARCON
A quien el escritor Azángarino Luna, lo calificara de «PUMA INDOMABLE». Como justo homenaje al gran Puma Indomable de Lizandro Luna, de cuyo sacrificio hoy 08 de abril de 1,992 se cumple exactamente 120 años, voy a tener bien esbozar por lo menos lo más verídico que en los 7 años que he permanecido, en la dirección del Centro Educativo de aquella Comunidad, he podido recopilar datos más o menos sobre las proezas de aquel héroe legendario, sobre quien muchos escritores de renombre y muchos aficionados han escrito cosas, algunas ciertas y algunas antojadizas pero otra cosa es oír las palabras vertida por sus descendientes que han sido transmitidas de generación en generación, con esto quiero decir que para escribir sobre el gran Vilcapaza no me baso en Bibliografía aspira, si no en datos recopilados en mi estadía en la Comunidad Mororcco, cuna del héroe que ha dado, tanto renombre a nuestra querida tierra.
A 43 kilómetros de la capital de la ciudad de Azángaro se encuentra la Comunidad Mororcco (Cerro sin Cabeza), esto es por la vía carrozable; pero por herradura es unos 38 kilómetros; pero en la época de lluvias tiene que viajarse por la vía carrozable.
La parcialidad de Mororcco, hoy Comunidad esta conformada por 3 sectores, muy separadas unas de atrás por lo que fueron fundos; así el primer sector nominado «CHOJNATIRA», más o menos de unas 20 hectáreas, está ubicado en una pendiente con pequeñas depresiones o quebradas que lo aprovechan los moradores para elaborar sus tierras, y los pozos para alimentar el poco ganado que poseen ya que en dicho sector no hay pampas; y limita: Por el Norte, Este y Sur, con la que fue Hacienda Arco Punco; y por el Oeste, con la que fue la Hacienda Ccocha Uma, o en partes reitegrantes de la SAIS SOLLOCOTA este sector esta conformado apenas de ocho familias, la mayor parte de apellidos Vilcapaza.
Sector CAPILLANI-CAPILLANI
fue el segundo sector pero mejor es ya no hacer referencia de ello, ya que en 1,954 al regreso de la ciudad de Azángaro después de haber ido a desfilar por fíestas Patrias y al retornar encontramos las que fueron casas, destruidas y tractoreadas y los restos de las techumbres umbreantes y que ello lo había hecho uno de los dueños de las Hacienda aledañas y desde entonces ya formaba parte reintegrante de la hacienda Ordiga pero haré una referencia ya que los pocos moradores de Apellido Chambi Vilcapaza debieron ser descendientes del Puma Indomable ya que llevaran por Apellido Chambi Vilcapaza.
SECTOR LA MARIA
Este sector es el más importante ya que en el lugar WATTA PATA naciera el Puma Indomable y pienso que en las pampas que lo circulan pasaría su niñez Pedro Vilcapaza.
El sector La María Limita: Por el Norte y Oeste, con la que fuera la Hacienda Arco Punco; Por el Sur, con la que fue la Hacienda Ordiga; y Por el Este, con la hacienda Tumuyo que todavía no ha sido afectado por la Reforma Agraria. Este Sector es el más grande de buena calidad de pastos y con más moradores, caso todos de apellido Vilcapaza.
El riachuelo Asillo Mayo que nace de los Nevados de Ackosirí pasa muy cerca al local Escolar y sus aguas riegan las pampas que rodean y más abajo al juntarse con el río Checayani, para formar el río Santa Ana que es uno de los principales tributarios del río Azángaro.
Ya se ha dicho que casi cerca al escolar y a la orilla opuesta está el lugar Watta Patta donde estaba ubicado la casa en que naciera Vilcapaza y más hacia la pampa esta el lugar Tapa que erróneamente lo indican como el lugar la casa del Puma sin tener en mente que el lugar Tapa Tapa es de abundante pasto semejante a un nido de aves de donde proviene el nombre Tapa Tapa asimismo mas abajo del local Escolar y a orillas siempre del Asillo Mayo ésta las piedras rectangulares que conformaban la Checca, cuando Vilcapaza en el Plenilunio Vilcapaza hacia hacer su matanza de ovejas y Alpacas viejas; y en la Checa cocinaban los chicharrones para extraer el cebo. En la parte baja Vilcapaza vivía en tiempo de lluvias; pero en la sequía se trasladaba a su caserío de raya pata que quedaba ya en la parte alta o sea en la cordillera. En este lugar existen canchones grandes y pequeños hechos de piedras donde pernoctaban el ganado y sus acémilas así mismo permanecen los galpones hechos de piedras y que en los rincones de las partes externas e internas han hecho los buscadores de tapados grandes excavaciones a manera de galería, mas no sé si hayan encontrado, lo cierto es que en partes cercanas se encuentran en botellas rotas y residuos de coca.
INVESTIGACION PERSONAL
En el mes de abril de 1,953 me constituí C.E. 8,532 de Mororcco donde permanecí hasta principios de 1,960, una mañana recibí la visita inesperada de un robusto Anciano encorvado por el peso de los años más o menos de 80 años de edad, piel bronceada, frente amplia y prominente, rostro surcado de arrugas llevaba puesto un poncho descolorido apoyado en un lustroso palote a manera de bastón; lo hice pasar a mi habitación invitándole asiento y después de acomodarse en el asiento extrajo de adentro de su poncho una taleguita a colores que contenía papas, que lo recibí con satisfacción cuando me fue entregando y acto seguido me dijo llamarse Mariano Vilcapaza Becerra inmediatamente al oír el apellido «Vilcapaza” pensé que era descendiente del Puma Indomable y tomo más interés y al preguntarle me respondió que verdaderamente Pedro Vilcapaza era su abuelo y entonces con más interés le pregunte de muchos pasajes que había leído en la obra escrita por Lizandro Luna, a lo que me respondió que de muchos pasajes ya no recordaba, por el tiempo transcurrido pero que se acordaba de algunos que su abuelo paterno le contaba cuando era niño y estaban juntos al cuidado del ganado en la “ASTARANA” de la Cordillera; pero en vista que ya comenzaban a llegar los alumnos me interese en preguntarle donde vivía; a lo que fue fácil de localizar; y le prometí visitarlo una de las tardes para que con más calma y tranquilidad me contara todo lo que recordaba y sabia acerca de la vida y hechos de su pariente Pedro Vilcapaza, y antes que retornara a su vivienda le entregue su taleguita con un poco de azúcar en retribución al obsequio de que fui objeto y con mucho interés le ofrecí visitarlo para que siguiera contándome a lo que me contestó que gustoso lo haría y que me esperaba la visita así que un día por la tarde de sábado impaciente por la curiosidad que me aguijoneaba el saber a ciencia cierta sobre los pasajes que había leído en la obra de Lizandro Luna que me puse en camino hacia su domicilio, llevándole algunos obsequios y después de algunos minutos llegue ala casa de don Mariano, quien al salir de su patio me hizo pasar a una de sus habitaciones y antes de sentarme en el asiento que me invito le entregue los pequeños obsequios que le había llevado lo que recibió con ansiedad y me dio gracias mil, con fricción comenzó a chacchar las hojas dé coca y al compás de ello comenzó a contarme sacando de su chuspa descolorida un pedazo de lejía para sazonar su picchu y comenzó a contarme.
Díjome que Pedro Vilcapaza era hijo primogénito de Cleto Vilcapaza, natural de Mororcco y de Juana Alarcón, natural de Puscallani, hoy SAIS Sollocota y que los padres eran personas bien acomodadas, con bastante tierras y harto ganado y que sus padres lo mandaron a estudiar a la ciudad del Cusco; pero que más aptitudes tenía para el Comercio y es así que en un negociado tuvo conocimiento con José Gabriel Condorcanqui y que por sus ideologías Revolucionarias llegaron a congeniar íntimamente.
EL YANA RUMI
Le pregunte del caballo de Vilcapaza; el Legendario Yana Rumi a lo que me respondió que eran dos los caballos de Vilcapaza el Yana Rumi y el Pasto Runtu, que el primero era de color negro chillo y que el segundo era color del huevo del pato y que ambos eran briosos y veloces y que estaban muy amardinados los dos y que muchas veces Vilcapaza viajaba a la ciudad del Cusco en dos días y una noche, cambiando de caballo cuando notaba que el otro estaba cansado y que en el trayecto que el uno le seguía al otro a manera de cría y que en el Cusco posiblemente después de hablar con Túpac Amaru retornaba para amanecer en Mororcco y cuando hacia Ulular su Pututo se congregaban los moradores y adictos al domicilio de Vilcapaza quien les anoticiaba del resultado de su viaje y de los acuerdo tomados con Túpac Amaru.
Don Mariano me hablo de Torre Ccacca, de Rayo Pata y de Quinsa Sullca que fuera el waterlu del Puma Indomable. Como me hablaba con énfasis de esos interesantes lugares y estaba yo en la posibilidad de conocer personalmente, promocioné ir hasta la laguna de Putislaka juntamente con el alumnado, y es así que determine una fecha propicia lo cual fue de la alegría de los alumnos; y por fin llegada la fecha y estando listos para la marcha, emprendimos el trayecto bordeando las orillas de Asillo Mayo y para no ir yo solo invité anteladamente a mi primo José Perez Burela quien se hizo presente a tempranas horas de la fecha Durante el trayecto pasarnos cerca del caserío de la hacienda de Arco Puncu. El que a primera vista me pareció atrayente por la capilla que ostentaba sus numerosos ambientes, canchones bien cercados y bastantes árboles o manera de adorno; en este punto tomamos el camino a seguir y después de breves momentos llegamos a Torre Ccacca del que hablara don Mariano Vilcapaza, a los pies de este peñón solitario de unos veinte metros de alto y aproximadamente unos catorce de perímetro ‘ hicimos un alto para contemplarlo es un peñón de forma cilíndrica semejando a una torre de donde proviene posiblemente el nombre de Torre Ccacca en sí; El peñón presenta salidas y entradas, muchas de ellos tapiadas por mano humana y donde el musgo ha crecido dificultando observarlo bien y según las versiones de don Mariano Vilcapaza allí están ocultas parte de las armas del Puna Indomable; después de algunos minutos proseguimos marcha al compás del bullicio y travesuras de los alumnos, mientras yo, y mi primo comentábamos sobre la veracidad de las armas ocultas y si alguna vez serán descubiertas por lo menos intentadas. Proseguimos caminando y después de 20 minutos; uno de los alumnos señalando una ladera dijo estamos cerca a Raya Pata; y como íbamos acercándonos más y más, divisamos a los pies de unos acantilados rocosos ruinas de lo que fuera un caserón y al estar a la dirección, desviamos a la derecha de una ladera hasta llegar a los galpones ruinosos de un caserón hecho de grandes pedrones tanto los canchones donde pernoctaba el ganado como los galpones, y entre ellos había un canchón mucho más grande y dicen que era donde pernoctaba el ganado equino del Puma Indomable también observamos los galpones tanto en su parte interior y exterior presentaban excavacioness a manera de galerías y según diceres fueron hechas los buscadores de tapados y así mismo en los alrededores había restos de botellas rotas y restos de hojas de coca masticadas más no sé si lograrían sacar; no falto un alumno crecido quien dijo que como el administrador de la Hacienda Arco Puncu, en repetidas ocasiones realizó excavaciones más no sabia si sacaría o no el codiciado tapado.
PUTISLAKA
Mucho se ha comentado sobre esta laguna y hasta han dicho que quedaba en una ladera, pero para confirmar la verdad remontamos de Raya Pata subiendo una pendiente y chocamos con una planicie de unos 2,000 m. de perímetro que estaba ubicada entre las haciendas que fueron Sollocota y Malquini; en el centro de la planicie está la laguna Artificial y llamada Putislaka que presentaba aguas verdosas y ello tenía una circunferencia de unos 70 m. por unos 35 m. de diámetro, a simple vista se divisaba otra circunferencia y más adentro, otra a manera de peldaños de una escalera, lo que hace presumir que tales peldaños hechos de piedra, eran para subir y bajar con facilidad al fondo de dicha laguna: además en el contorno de dicha lagunita hay profundos drenajes que había hecho poner don Isidro Velasco Choquehuanca, tratando de desaguar lo que no consiguió como era más del medio día se ordenó al alumnado, no sin antes darles una somera explicación sobre la importancia de esta laguna, donde se dice está oculto el tesoro de Vilcapaza.
Los alumnos se acomodaron en grupos entre las excavaciones que hacía al borde de la lagunita; y yo juntamente con mi menor hijo y con mi primo José Pérez Burela, nos acomodamos en una pequeña hoyada para comer nuestro fiambre o almuerzo frío como un loco, se puso a dar saltos remangándose la parte trasera del saco y pronunciaba a todo pulmón: Quechua Simipi Siq... tán Ccanhuán Pichacuni; y en castellano, «Me limpio el cu ... » Maytaj nina Paraiqui, nina Chicchiqui, ello causó gran risa y alboroto entre los alumnos y en mí mismo y comenzamos a comer, después de breves momentos nos alistamos para el retorno, haciendo cada grupo mil comentarios y por fin iniciamos el retorno y a medida que avanzábamos, parecíame ver imaginariamente al Puma Indomable montado en su brioso Pato Runtu, haciendo restallar su waraca y ulular su Pututu correteando presuroso por las ríspidas cumbres del Raya Pata, anunciando Rebelión contra los opresores de su raza.
En 1957, dos personajes, un señor Echenique y otro Sosa con atingencia del Gobierno, según dijeron, trataron de desaguar dicha laguna y para ello trabajaron día y noche alternadamente con varios obreros; pero en los 15 días, más les fue imposible desahogar y parece que el peso del de tapado y los padrones que allí han empujado los pastores han profundizado más el cauce de la laguna y a esto se ha sumado el deshielo de los nevados de Pinquilluni que han filtrado sus aguas subterráneas.
Los presuntos buscadores del tesoro abandonaron posiblemente a falta de recursos económicos, ya que ellos habían pensado encontrar cuanto antes el ansiado tesoro.
Cuando era aún chibolo, un buen día se hizo presente en el pueblito de San José, un gringo juntamente con sus tres perros lobos y como había tenido amistad con mi señor padre, le hicimos pasar, donde a manera de descansar se pusieron a conversar y por la noche se le asignó una habitación con su respectiva cama para que allí descansara; al preguntársela a mi señor padre dijo que el tal gringo era un señor llamado VON-DAR-HEN cuyo gringo le había dicho tener derroteros del tesoro oculto en la laguna de Putislaka. El tal míster y sus perros descansaron para el día siguiente amanecer el gringo fumando su pipa y sus perros comiendo el pan que les había dado, pasado ello el gringo salió a la plaza y allí estaba conversando con una y otra persona posiblemente preguntando la ruta a seguir para llegar a Putislaka y posiblemente acogería muchos datos ya que el camino de herradura de San José a Sandia pasa por Putislaka, y es así que después del desayuno que el gringo y sus perros se pusieron en marcha hacia su destino.
Al mes, más o menos, llegó otra vez el tal gringo, quien posiblemente obsesionado por encontrar el tesoro, casi automáticamente pronunciaba una y otra vez la palabra Putislaka, de los tres viajes que hizo no sé porqué vía regresaría a Azángaro.
EL TESORO DE VILCAPAZA
El escritor boliviano Zacarías Monge dice que Vilcapaza y Julián Túpac Catar¡, después del sitio e incendio del pueblo de Sorata saquearon gran cantidad de oro y plata en joyas y efectivo y que fueron llevados y ocultos en los subterráneos de la ciudad de Azángaro y que posteriormente dichas riquezas por desconfianza o por estar cerca a él fueron llevadas en una cantidad de llamas por Pedro Vilcapaza, Andrés Túpac Amaru y el padre Eustaquio Carabedo, que era capellán de los alzados; esto hace presumir que Vilcapaza ya tenía lista la laguna Putislaka.
Además, Vilcapaza había ocultado como tapados, en distintas partes cerca de sus viviendas, así en el lugar llamado propiamente La María, hay piedras planas v grandes a manera de batanes y que en los alrededores de uno de los batanes Hipólito Masco vio arder por repetidas veces en las noches un nubelunio y, el tal Masco dio ha saber en Azángaro al boticario Apolinario Espinosa; quien se interés¿> bastante prometiéndole ir a fines del mes de julio, y es así que en el último día del mes de julio, se hizo presente don Apolinario Espinosa acampanado del tal Masco y de otro personaje que resultó ser el Kamili a quien había contratado don Apolinano,
La noche del 1° de agosto, después de hacer su “PAGASCCA A LA TIERRA”, y demás ritos, se pusieron manos a la obra, el trabajo fue algo duro por la tierra seca y el peso de la piedra; pero después de haber palanqueado la piedra a un lado y centímetros dieron con una piedra plana y debajo de ella estaba el tinajón con el contenido del tapado que consistía en plata en forma cuadrada y algunos objetos de oro plata. A la mañana siguiente, el 2 le agosto, don Apolinar, El Kamili y Masco estuvieron de retorno a Azángaro, al llegar a su domicilio don Apolinar y sus acompañantes y penetrar a su dormitorio, lo primero que hizo es mostrar a su señora la parte que le había respetado del tapado; ella lo miró con ansiedad y admiración v al poco tiempo dejó de existir y también en Mororcco, Hipólito Masco dejaba de existir, ello atribuía el mal pago a la Pachamama y también debe ser cierto que el gas de antimonio que contenía el tapado es un gran tóxico y según lo que afirman otros, que la persona que saque un tapado debe abandonar su domicilio, irse a vivir a otra parte y talvez, sabiendo eso, don Apolinar y su familia se fueron de Azángaro al pueblo de Huancané.
A fines del año 1958, llegó al local del centro educativo a cobijarse de la granizada, el Dr. Hernando Macedo Ruiz y sus empleados, quien dijo haber ido a Putislaka y que allí había entrado a la lagunita en su bote de jebe y que había tratado de medir la profundidad: pero que no logró su cometido; sin embargo, dijo llevar a unos gusanos acuáticos que había logrado sacar y pasada la tormenta prosiguieron camino hacia su fundo.
LUGAR DONDE NACIO PEDRO VILCAPAZA
Según las aseveraciones escritas y monografiadas en Azángaro, dice que el autor lo hace aparecer como que si Vilcapaza había nacido en el lugar Tapa Tapa; pero dicho lugar es una moya de abundantes pastos que queda en la dirección del local escolar. El nombre de Tapa Tapa es similar a un nido clase; pero sí en el lugar Wuata Pata como dijera anteriormente. El 8 de abril de 1982, con motivo del bicentenario en la plaza de Armas de Azángaro con la presencia del alcalde de Lima, Sr. Orrego y otras oportunidades que tomaron la palabra exaltando las bondades e intenciones del Mártir Azangarino y de su trayectoria emancipadora. También tomaron la palabra muchos exalumnos de cuando era director en Mororcco, todos ellos confirmaron que Vilcapaza había nacido en el lugar Tapa Tapa y que ninguno de ellos hizo alusión a Wata Pata; yo mismo jamás a mis educandos les he referido el lugar preciso donde naciera Pedro Vilcapaza ya que no pensaba que al correr de al correr de los años iba a tomar proporciones de alto valor para que las generaciones posteriores sepan la verdad del mártir azangarino que muy merecidamente uno de los centros educativos de la localidad y uno de los que fueron su distrito lleven su nombre.
LA MUERTE DE VILCAPASA
A mi interlocutor Mariano Vilcapaza le pregunté acerca de la muerte de su pariente, y a ello me respondió como casi todos consignaban o sea que el general español que le dio batalla en Quinsa Sullca, alturas del distrito de Muñani, y allí fue vencido, Y su sobrino Julián Vilcapaza lo entregó al verdugo. Vilcapaza trató de huir pero al resbalar, cayó su sombrero y dentro del sombrero estaba la carta delatora en la que el cura de Azángaro le comunicaba cielos acontecimientos por parte de los realistas, ello confirmó su identidad, fue tomado preso, llevado a la ciudad de Azángaro donde le hicieron llegar a la casa del Cacique Mango.
El día 08 de abril, después que en la noche lo torturaron y martirizaron para que delatara a los demás revoltosos, cosa que no lo hizo, fue llevado a la Plaza de Armas que antes era Plaza San Bernardo, allí primeramente fue amarrado a las cinchas de cuatro caballos que al ser aguijoneados corrieron en direcciones distintas como para arrancarles los miembros, pero los músculos Hercúleos del héroe no cederían, por lo que tuvieron que doblar el número de caballos; pero tampoco pudieron ser arrancados, por lo que tuvieron que recurrir al filo del cuchillo. Durante su Martirio, Vilcapaza no cesaba de gritar: «LLACTA MASIYCUNA CHACAY INTI RAICU, NOCCA JINA WAÑUYTA YACHA CAYCHIS», que traducido al castellano dice: «AZANGARINO POR AQUEL SOL, APRENDED A MORIR COMO YO». Los miembros de Vilcapaza fueron mandados a distintos poblados para que sean exhibidos y sirvieran de escarmiento para los revoltosos venideros. La cabeza de Vilcapaza dicen que fue puesta en una pica frente a la Iglesia, de donde desapareció misteriosamente y dicen que fue robada por los moradores de Mororco quienes, lo llevaron a su caserío de Raya Pata donde fue velado por tres días y tres noches y que después fue enterrado cerca a la laguna Putislaka, como fiel guardián del tesoro que había escondido y que es uno de los motivos en que no puedan encontrar dicho Tesoro.
A don Mariano Vilcapaza le pregunté que si no sabías más sobre la laguna de Putislaka, a lo que me contestó que cuando era niño y al mandato de sus padres que eran pastores de la hacienda Arco Puncu y en vista de que sus caballos habían desaparecido, se puso a buscar temeroso de que fueran a hacer daño a los pastos de la hacienda y en su búsqueda transmontó hacia Putislaka, y según dice pasó rezando de miedo pero no vio nada, ni ruido alguno, según él, son decires de la gente que todo ha sido inventado como la historia del “Nina Wasayoc toro, o de la Mujer Encantada, y otras historias.
Imagen